Yoga para equilibrar

Dentro de la AgendaOFZ tenemos para ti esta disciplina dos veces a la semana para brindarte ese punto d equilibrio en medio de tus compromisos del día a día. Pero ¿Qué es el Yoga?

Es un conjunto de técnicas de concentración que conecta el cuerpo, la respiración y la mente. Esta práctica utiliza posturas físicas, ejercicios de respiración y meditación para mejorar la salud general. 

 ¿Por qué no probar algo que se puede realizar en cualquier lugar y cuyos beneficios holísticos están sobradamente avalados por la ciencia? Respira hondo y lee con atención todo lo que el Yoga puede hacer por ti.

Reduce la ansiedad y el estrés.  La práctica habitual del yoga disminuye el estado de ansiedad y el estrés de manera similar al de una terapia médica convencional.

Aumenta la calidad del sueño y ayuda a dormir mejor.  Las personas que realizan yoga tardan menos en quedarse dormidas, e incrementan el número de horas que dormían en un promedio de una hora más por noche. Además, la sensación de estar más descansados por la mañana.

En los niños y estudiantes, mejora el rendimiento académico y la atención. La atención a la respiración y la meditación que se incluye en la práctica del yoga, hacen posible alcanzar un estado mental más sereno, alejando nervios y estrés ante la presión de los estudios y mejorando el rendimiento. O lo que es lo mismo, estudiar menos y aprender más y más rápido. 

Fortalece huesos y músculos, si se realiza de manera progresiva y adaptada, el yoga evita que el ácido láctico se acumule en el cuerpo, además de reforzar los huesos evitando la pérdida de masa ósea y potenciar la flexibilidad de las articulaciones. Un gran antídoto natural contra la osteoporosis, por ejemplo.

Aumenta la flexibilidad, el yoga contribuye a potenciar la flexibilidad muscular. Cruzar las piernas en la postura del loto te resultará un juego de niños, y te servirá como plataforma para praticar tu deporte favorito evitando en gran medida el riesgo de lesiones.

Contribuye a aliviar dolores crónicos y posturales. Con una práctica bien adaptada, el yoga es muy efectivo para paliar la mayoría de los dolores crónicos como el dolor de cuello, la artritis, dolor de rodillas, lumbalgia, entre otros. Eso sí, es imprescindible contar con la buena guía de un maestro yogui para evitar lesiones.

Quema calorías. Una promesa que atrae a muchos y que se ha demostrado científicamente. Algunas investigaciones han consensuado que la práctica del Yoga implica un gasto calórico 

Enseña a respirar no sólo correctamente sino conscientemente. La respiración yóguica, también denominada como abdominal o diafragmática en la inspiración se inicia en el abdomen para continuar en la zona intercostal y terminar en la clavícula, y en la respiración sigue el recorrido a la inversa–, incrementa la oxigenación de las células. Además, respirar de manera profunda y a un ritmo pausado ralentiza el ritmo cardiaco y relaja los músculos. De hecho, es una técnica perfecta para la preparación al parto o para abordar cualquier situación en la que el dolor tenga visos de aparecer.

Share: